LOS LÍMITES DEL DERECHO DE ADMISIÓN

En este artículo explicamos el contenido del derecho de admisión, los locales que tienen reservado este derecho, los requisitos subjetivos que puede incluir en el mismo el propietario, los derechos de unos y otros así como los límites máximos a partir de los cuales el ciudadano puede exigir tanto el acceso como la responsabilidad en caso de incumplimiento. 

 

En qué consiste el derecho de admisión

Todos hemos visto el típico cartel en bares, restaurantes y otros lugares públicos que nos indica que el establecimiento tiene reservado el derecho de admisión. Pues bien, ¿qué significa este derecho? ¿Puede el propietario exigir el tipo de cliente que acude a su local?. ¿Se refiere más bien al tipo de calzado o vestimenta que debe llevar? ¿Puede el cliente conocer los requisitos que exige ese concreto establecimiento?. ¿Hay límites que no puede sobrepasar el derecho de admisión?

Aunque muchos se sorprendan, el derecho de admisión no es la facultad del propietario para elegir el tipo de personas que pueden entrar en su local Tampoco consiste en el derecho del mismo a exigir un tipo de etiqueta, vestimenta, peinado… para sus clientes. Por lo tanto, ya podemos determinar que la imagen del propietario despachando a su gusto o por discrepancia a un cliente señalando el cartelito “reservado el derecho de admisión” es manifiestamente ilegal.

Una vez determinado que los requisitos subjetivos no forman parte del derecho de admisión, diremos que incluye los requisitos mínimos que la ley exige a todo ciudadano que se relaciona en sociedad dentro de un determinado local abierto al público, a los que también podría añadirse algún otro que interese al propietario,  aunque siempre previa solicitud y aprobación administrativa.

Todos los requisitos adicionales que quiera incluir el propietario deben ser autorizados por la administración, que será la garante de que cada nuevo requisito tenga la finalidad que la ley le reserva al derecho de admisión.

El listado de los requisitos generales y en su caso, los particulares que hayan sido autorizados, deben estar accesibles al público.

 

Legislación estatal

Real Decreto 2816/1982, de 27 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1982-28915

 

Legislación autonómica

La Rioja  ley 4/2000 de 25 de octubre BOR 18 de noviembre de espectáculos públicos y actividades recreativas de la CAR. El art 20 sobre el “derecho de admisión” y art

Murcia Ley 2/2011 de 2 de marzo de admisión en espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos de Murcia.

Jaén  Decreto 10/2003 de 28 de enero (BOJA de 21 de febrero) Reglamento General de admisión de personas a establecimientos públicos y actividades recreativas (parcialmente modificado por  Decreto 119/2005 de 10 de mayo (BOJA 20 de mayo) y Decreto 258/2007 de 9 de octubre (BOJA de 25 de octubre)

Estudio para el Ayto de Úbeda del Ingeniero D. Rafael Marcos Braojos 

https://revista.cemci.org/numero-10/pdf/doc2.pdf

 

Papel de la administración

La finalidad del derecho de admisión es doble. Por un lado, garantizar el cumplimiento de los requisitos legales creados con el fin de impedir el acceso o permanencia de personas violentas o que puedan alterar el normal desarrollo del evento o espectáculo, y por otro lado, garantizar que los requisitos de acceso que quiera fijar el  empresario cumplen los principios de igualdad y de no discriminación.

La administración competente será la consejería competente en materia de espectáculos públicos y la legislación aplicable será la regulada por su propia CCAA o la normativa estatal en su defecto.

 

Establecimientos con derecho de admisión

Tendrán derecho de admisión todo tipo de establecimientos destinados al público, sea su titular público o privado (museos, archivos, bibliotecas, bares, restaurantes…).

 

Derechos del propietario

El propietario puede instar a la administración la incorporación a la lista con los requisitos generales de acceso, algún otro requisito de acceso o permanencia para su propio establecimiento,. Una vez autorizado y expuesto al público, podrá exigirlo como cualquier otro general.

También podrá solicitar requisitos específicos para un evento en particular, que de ser autorizados por la Consejería competente, podrá exigirlos para dicho evento en particular.

El propietario no podrá exigir requisito alguno de acceso o permanencia a su establecimiento que no esté incluido en el listado sellado por el órgano administrativo.

 

Límites del propietario

1.- El uso del derecho de admisión exige que el cartel esté expuesto al público (entrada taquilla, tíquet…).

2.- El cartel debe contener tanto el anuncio “reservado el derecho de admisión” como  una lista con cada uno de los requisitos de exclusión, no solo el anuncio.

3.- El cartel con el anuncio y la lista de requisitos debe tener el sello de la Administración.

4.- El requisito que se alega incumplido debe estar incluido en la lista de requisitos del cartel.

Todo lo anterior supone que

– El derecho de admisión no es un derecho absoluto del propietario

– La restricción de la admisión no puede ser arbitraria ni discriminatoria.

– Debe aplicarse a todo el mundo por igual.

– No está sujeto a criterio alguno del titular que no hayan sido previamente visado por la administración.

– La administración no visará criterios discriminatorios ni aquellos que persigan otros fines de los que configuran el derecho de admisión.

Booking.com

 

Derechos del ciudadano ante un uso inadecuado del derecho

1.- Comprobar que el cartel de admisión está expuesto al público (entrada, taquilla, etc)

2.- Exigir la entrega del listado de los requisitos de acceso o permanencia

3.- Comprobar que el requisito por el que se deniega el acceso o la permanencia en el establecimiento figura en la lista de requisitos para el derecho de admisión.

4.- Exigir y comprobar que el listado lleva el sello de la Administración..

5.- En ausencia de alguno de los anteriores, el ciudadano podrá solicitar la hoja de reclamaciones, acudir a consumo o recabar la presencia policial por motivo discriminatorio.

 

Deberes del ciudadano

 Abonar en su caso la entrada

Respetar el orden y al resto de personal que acceda al establecimiento.

No incumplir la edad mínima de acceso ni acceder al local una vez sobrepasada la hora de cierre.

No introducir armas ni objetos peligrosos ni vestimenta que incide al odio, racismo o xenofobia.

Respetar las normas básicas de higiene y de vestimenta (pantalón corto o el torso descubierto)

Cumplir los requisitos generales de acceso y los particulares del local que hayan sido  debidamente visados por la autoridad.

 

Derechos inviolables por el derecho de admisión

La dignidad de la persona, el libre desarrollo de su personalidad y los derechos humanos reconocidos por el art 10 CE.

El derecho del art 14 CE de igualdad y de no discriminación  por razón de sexo, raza, orientación sexual, religión, opinión, o cualquiera otra circunstancia personal o social.

 

 Otros supuestos legales de denegación

Fuera del listado de requisitos para el derecho de admisión, solo podrá denegarse el acceso cuando se sobrepase el aforo del establecimiento, el horario de cierre, cuando no cumpla o se acredite la edad mínima de acceso al local o por una mala conducta del ciudadano (portar armas sin ser miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad, tener una actitud agresiva o provocadora, vestir ropas o emblemas racistas, xenófobos o fascistas, causar altercados, no tener buena higiene personal, consumo de tabaco u otras drogas ilegales o actuar bajo sus efectos,etc)

Booking.com

 

Ejemplos prácticos

Las expresiones de cariño en pareja en un establecimiento público no tienen más limitación que la permitida por el decoro social. Este derecho lo ostenta toda pareja de cualquier orientación sexual, por más que una orientación sexual molestara a una parte de clientes del local (la responsabilidad por la actitud discriminatoria no recaería en los clientes intolerantes sino en la persona que impide el acceso o permanencia a la pareja en el local, por más que hubiera sido presionado por sus clientes.

Cuestión más controvertida son las prohibiciones de vestir playeras, chándal o ropa muy informal (con la lógica excepción de eventos que requieran etiqueta). Los autores no se ponen de acuerdo por lo que habrá que estarse a la norma de la respectiva Comunidad y por tanto, a la autorización administrativa local (deberá respetarse cualquier requisito adicional del empresario que lleve el sello de la autoridad).

Impedir la entrada por motivos de raza implica una grave discriminación, por más que se alegue en cierto colectivo una mayor conflictividad (salvo que se identifique como conflictiva a una persona o al colectivo del que forma parte).

No procede negar el acceso por enemistad, a menos que la otra parte buscara la conflictividad.

No procede negar el acceso por razón de enfermedad (Sida, discapacidad intelectual). salvo que la misma implicara un riesgo para la salud del resto de clientes del local.

Se incurre en manifiesta discriminación si se niega el acceso a una persona o grupo de personas por su pertenencia a un grupo religioso o social, como el de la banca, militantes de un determinado partido político o religión, aficionados al equipo rival (salvo que pretendieran dar una charla en el local).

El propietario de un local que quiera establecer sus propios requisitos de acceso debe permanecer cerrado al público (como es el caso de las peñas deportivas, que no admiten a aficionados del equipo rival).

 

Consecuencias del mal uso del derecho para el propietario del local

Si se nos denegara el acceso sin mostrarnos la lista de la hoja que regula el derecho de admisión, si el requisito alegado no figurara en la lista, ésta no estuviera sellada por la administración, o no se alegara alguno de los requisitos extraordinarios ya mencionados (alcoholismo, portar armas, no cumplir el requisito de edad, aforo completo…) el afectado podrá:

1.- Exigir el libro de reclamaciones del establecimiento

2.- Presentar la copia en el departamento de atención al consumidor.

3.- Denunciando directamente al local ante la Oficina de Atención al Consumidor sin la hoja de reclamaciones 

4.- Requerir la presencia policial por grave discriminación en el derecho de acceso (la autoridad policial le notificará al propietario la sanción a la que se expone).

El expediente sancionador puede terminar con una sanción económica, una clausura temporal del establecimiento o ambas sanciones de forma conjunta..

En La Rioja, la Ley 4/2000 de 25 de octubre (BOR 18 nov), regula en su art 20, el derecho de admisión , tipificando su uso arbitrario, discriminatorio o abusivo  como una falta grave del empresario (art 42.8) que lleva aparejada una sanción económica de 601,018 a 30.050,605 €, una suspensión o prohibición de actividad (o bien clausura del local) por un período no superior a 6 meses, o ambas  sanciones de forma conjunta (art 45.2).

 Salud

 

Publicidad: Puedes dar de alta cualquier alojamiento (casa, pensión, hostal) en https://join.booking.com/a/1884931

Deja un comentario